Nuevo complejo del antiguo astillero Euskalduna

Euskalduna. Evolución y cierre

Imagen histórica del antiguo astillero.

Parque Echevarría, donde solo queda la gran chimenea de la antigua fábrica siderúrgica, que entró en crisis a la vez que el astillero Euskalduna.

El astillero Euskalduna tuvo una vida de 85 años. Se fundó en 1900 en la margen derecha de la ría de Bilbao y se clausuró definitivamente en 1985, como consecuencia de la reconversión industrial tan dura que sufrió el País Vasco. Euskalduna fue no solo uno de los astilleros más emblemáticos de la península ibérica sino también del sur de Europa.

Otros astilleros, como por ejemplo La Naval de Sestao, se crearon y desarrollaron también a lo largo de la ría del Nervión, como exponentes del potencial industrial de Bizkaia en el siglo XX.

Euskalduna fue conocida por su capacidad para construir buques de gran tonelaje, por las innovaciones tecnológicas que empleó y por la calidad de sus diseños y métodos de trabajo. En el astillero llegaron a trabajar más de 3000 empleados en sus momentos de mayor auge o expansión, entre los años 60 y 70.

Además, en torno al astillero, se crearon gran número de talleres o pequeñas empresa industriales que actuaron de subcontratas o proveedoras. El astillero estaba ubicado entre el puente de Deusto y el actual puente Euskalduna. La mayor parte de las subcontratas se ubicaron, en cambio, en la conocida como península de Zorrozaurre.

La empresa siderúrgica Echevarría, localizada en el barrio de Begoña, y el astillero Euskalduna fueron las corporaciones industriales de mayores dimensiones de Bilbao.

La crisis industrial que estalló a mitad de la década de los 70 afectó gravemente al astillero. A partir de 1978, se redujo rápidamente la demanda que, en buena parte, se trasladó hacia Extremo Oriente, en países que –como Corea del Sur- competían con mejores ventajas comparativas.

Se vivieron momentos de gran conflictividad laboral, que nunca antes se habían conocido en Bilbao. Las inyecciones de dinero público y las nuevas estrategias, como la construcción de buques de menor tamaño o especializados (frigoríficos, por ejemplo), no consiguieron reflotar la empresa. Casi todas sus instalaciones fueron desmanteladas.

La Grúa Carola

La grúa Carola fue inaugurada a finales de la década de los años 50. Fue, en su tiempo, una de las grúas más potentes dedicadas a la construcción de barcos. Era una grúa cigüeña, con capacidad para elevar más de 60 toneladas de peso. Alcanzó, asimismo, una altura de 60 metros. El diseño y el método de trabajo de la grúa sirvieron de referencia para la construcción de otras en diferentes astilleros europeos. Fue uno de los recursos más emblemáticos del astillero Euskalduna y que, por este motivo, se ha conservado y restaurado después del cierre de la empresa.

El nombre de la grúa se atribuye a una mujer joven que cruzaba la ría todos los días y que paralizaba, por su gran belleza, el trabajo de los empleados.

El museo marítimo Ria de Bilbao

A pesar del desmantelamiento industrial, la Ría de Bilbao es de nuevo protagonista gracias a los equipamientos culturales, creativos y de ocio que han ido surgiendo, a partir de la segunda mitad de los años 90.

En este contexto surgió el Museo marítimo Ría de Bilbao que gestiona el espacio abierto del antiguo astillero (los diques, la Grúa Carola, la Casa de Bombas, la llegada de buques veleros susceptibles de ser visitados,…) y un edificio, bajo el puente de Euskalduna, dedicado a recopilar y difundir colecciones, materiales y piezas en general, vinculados con la industria naval y la cultura marítima.

El edificio del museo cuenta con 7000 metros cuadrados y el espacio exterior con alrededor de 20000.

Ramón de la Sota Kaia, 1, 48011 Bilbao

Teléfono: 946 08 55 00

www.museomaritimobilbao.eus

Palacio de Congresos y de la Música Euskalduna

Comenzó a construirse en 1994 y se inauguró en 1999. Es capaz de albergar, en su auditorium, a más de 2000 personas. Su actividad principal ha sido la organización de seminarios, congresos o exposiciones, por un lado, y las actividades musicales y teatrales, por otro. Es uno de los edificios, por su diseño y acústica, más modernos de la península ibérica. Combinando sus espacios abiertos y cerrados, el Palacio de Congresos y de la Música Euskalduna cuenta con un espacio multifuncional con más de 50000 metros cuadrados.

El edificio se construyó en uno de los antiguos diques del astillero. Su diseño quiso emular también su pasado fabril, en concreto un buque en proceso de construcción. Los arquitectos fueron Federico Soriano y Dolores Palacios. En 2001, obtuvo el premio Premio Enric Miralles, en la VI Bienal de la Arquitectura Española.

Avda. Abandoibarra, n° 4 – 48011 Bilbao

Teléfono: 944 035 000

www.euskalduna.net